lunes, 24 de julio de 2017

lunes de menudencias

Carmen me trajo dos libros. de pintura. renacimiento --pintores menores-- y otro que se titula del realismo a la actualidad. Destino Ejemplares Únicos. Gasto la pasta que no uso en lienzo, sobre imágenes ajenas en ejemplar único, un libro de pop art q me regaló Sole. Las páginas solo con letras las uso como superficie para cuadros volanderos. los primeros q hice los arranqué porque no me entraban en la mirada. El tomo quedó más aliviado. En la máquina ya viste la portada. Ayer también en la máquina descubrí a un pintor q no conocía. Dialogué con él, en el ejemplar único. Es Josep Baqués. No mucho, no es pa mucho hablar. Hay algo en su pintura que no me atrae.

La máquina es como llama la narradora de Guía de Isora a Facebook. Me gusta. Por lo pronto.

Mujer así me gustaría tenerla de modelo. Figura y conversación. El diablo me lo aconseja.

--Sus pilares narrativos son la guerra (pueblo pequeño, infierno grande), el amor y las perras.

 Dispara a matar sobre la avaricia de los demás. Ahora la desventura de amor se une a la avaricia. El hombre que la dejó, a quien ayer amaba, ahora es un canalla.
Tal como lo cuenta, canalla sí es. Aprovechó que ella estaba en el hospital, mala, para darse el piro. Carretera y manta. Sé fue pal norte, con su familia. Y la dejó tirada.

--Tú no le pidas perras --me dice el diablo.
--Y si me las pide ella? --pregunto, sólo por saber.
--No te preocupes, lo q te va a pedir es el cuadro.

Bueno, si sale mal, no importa. que se lo lleve.

*
Hoy hablé con Ignacio Gaspar. Me dijo que ya pronto su novela está en la calle. Es hora. Él confía en q la novela tiene la importancia de Cien años de soledad. Lleva más de veinte años trabajándola. Tiene, en números redondos, 600 páginas. Ignacio, entre otros aciertos, escribe como una planta que crece. Su modo de contar es el instinto en estado puro. Lo más que recuerdo del borrador que leí, fue el ardor sexual de una mujer. Ni una mujer, que yo sepa, lo ha narrado con ese acierto. Su fuente seguramente fue una mujer que se lo contó. Y nada de lo que sucede es cotidiano. Es en la tierra del mito donde siembra Ignacio.
Espero q esta vez sea cierto y la novela esté por aquí un día destos.

Otro libro q me gustaría leer es el de la poeta de facebook. Escribe, intuyo, como los poetas musulmanes. Los velos no ocultan el cuerpo de la danzarina: la Poesía.
Emeterio llamó novia a la Poesía. Tiene un libro, ya pasada la posguerra, que habla a su novia Poesía. El gozo de amar y el lamento por la ausencia de la novia... No sé q fecha tiene el libro. Supongo --es mucho suponer-- q el hombre ya estaba cansado de componer loas al Cristo, al Drago y a Venezuela y se desnudó de todo abalorio. Antes de la guerra, escribió que a la novia la arrastraban ejércitos de hormigas, más o menos. La novia de después, la suya, no sufre hormigas ni avispas. Gira en la ausencia. Una ausencia que es intensa de presencia.

La poeta q me atrae tiene unos versos donde habla de alguien q le pide que se desnude, y ella escribe un poema. Desnuda su alma. Él quería su cuerpo.

Poesía es un alma sin cuerpo?, me pregunto.

Poesía eres tú, dijo Bécquer. Refiriéndose a ella, cuerpo y alma. Hay una poesía en que el poeta se desnuda y otra en que el desnudado es el otro, el mundo en general. La poesía puede ser una diosa etérea o una puta chismosa. Lo mejor desta es que se sabe poner guapa y colarse en los palacios y desbancar a los poetas embebidos en sí mismos. En fin, estaba hablándote de Bécquer. Tú has visto su producción pornográfica? la q hizo con el hermano pintor. Buen pintor, yo le vi un cuadro en Cajacanarias... cuadro de pintor de salón, de familia acomodada, vestido elegante, con el pincel en el lienzo, y rodeado de su gente. El motivo recuerda a las meninas. Pintor pintando.

wasap d Ramón: foto bonita de una playa sin gente y un haikú titulado "Sola sin mí":

alas de gaviota
y marmullos de carmín.
te deseo.

Recuerdo uno q me dijo un pescador una vez en San Andrés:

el peje baja
al fondo a emborracharse
de fango. Luna.

ay los haikús. veneno oriental. flor de loto sobre la soledad del poeta. Compuesto y sin novia, tuvo q admitir Emeterio.

Novia se aleja
al esplendor del cielo.
bebo solo.

y si Li-Po
se acerca con la luna,
somos tres.

Otro más o menos haikú leí en el blog de Martín. En su reseña de un libro de poesía devocional de la India:

brizna de hierba
verde tras la montaña.
nadie la ve.

Lunes éste de menundencias. Martín habla de Ramalinga. Poeta hindú.



domingo, 23 de julio de 2017

fin de semana I





Cucarachas con Chanel son palabras mayores. y menores. en la nívola del gigoló sale a relucir. al margen de la influencia sobre uno, sino dentro de la novela. Un personaje secundario, una profesora de creación literaria, tiene el realismo punto cero como el Sol en la constelación de sus enseñanzas. De todas maneras es un personaje q no te puedes fiar. Está majareta, como una cabra.
 El que no está como una cabra es el novelista que aconsejó a nuestra amiga a no comprar tu novela sino la suya. Yo leí su novela, ya la olvidé. Cucarachas con Chanel es imposible de olvidar. Es un mecanismo de tres ruedas engranadas. El mecanismo de un verso que le gusta mucho a Marcelino:

el reloj que da la hora en la casa de los locos.

No sé si el reloj está dando la hora en la isla de los locos. Pero no estamos en babia, Pepe. estamos aquí. A mí me asombra el paso que he dado en la pintura. Copiar no, pero saciar la sed del color en una fuente sí es posible, y necesario. En este sentido, no importa lo lejos que esté Intuición. Seguro que está serenando su espíritu.
Paisajes maravillosos ya los han hecho no sólo ella sino otros muchos pintores. Lo q estoy haciendo no aporta nada nuevo a la historia del arte. En realidad, desde el cuadro blanco sobre blanco, no hay nada nuevo en la historia de la pintura.

Pero la sala taller donde me guarezco, merced a los nuevos cuadros, se impregna con su aroma.

También otros olores trae la brisa. Olores arábigos. Azul turquesa. Blanco transparente.

El reloj da la hora. Este es el futuro.

*
sábado

Me levanté pensando en el novelista mencionado el viernes. No es malo. Escribe bien. Está capacitado para dar curso de creación literaria. Incluso yo di uno una vez. El soporte básico era los cuentos de Chejov. Si con ese lienzo no haces buena pintura, entonces retírate. En la primera clase un chaval me preguntó que cómo podía transformar una tragedia en una comedia. El genio me iluminó y le di una repuesta genial. El curso fue un éxito. El alumnado conoció a Chejov. Si hoy diese otro curso, conocerían Cucarachas con Chanel. Estructura impecable, Estilo esencial. La iluminación del realismo punto cero. Pero aquí, Pepe, nos atrae la niebla. Ni Alonso Quesada, que tuvo el apoyo de Unamuno y Antonio Machado, se libró del escarnio. Escribió con un amigo una novela de ágil lectura (la editorial Bencomo la publicó con el título Republica bananera) para con las ganancias pagarse un viaje a Madrid y hacerse valer como poeta. Se pagó el viaje. Escribió un poema inspirado en su viaje a Madrid.

Ayer Elena me dijo que pintara a una mujer vestida. Me describió el vestido.



Tal como me lo dibujó, vi una pintura mexicana con Santa Muerte con ese vestido. Elegancia exótica.
Diseño español con raíces aztecas. Como todavía no tengo azul turquesa, ni pienso en ese cuadro.
Si pienso en uno que sí le hice a una amiga q no he conocido en persona. Hoy comenta en facebook que publique el que hice della usando como modelo una foto. Pensé en el vestido que pintó Elena en el aire, y que la modelo fuese real. Una vez escribí en broma que pintor sin modelo es como pescador sin barca. Se puede pescar con pandorga o con caña, pero no es lo mismo que remar mar adentro...

Pijadas, Pepe. ganas de tener una modelo afín al carácter del artista. Que sepa hacer café. He conocido por este lado de la pantalla a una poeta que me atrae, su poesía y su figura de mujer. Tiene aires de saber usar la cafetera. Entonces sí q le pido materia prima a Jabalí.

 ¿Por dónde estará?
De Cali tampoco sé nada. Quiero imaginarlo batallando con los colores. No es fácil.

No es fácil batallar con los colores cuando la vida exige otras batallas. Y menos si no hay comercio. Donde no hay comercio, no hay porvenir. Sí, puedes decirme que espiritual. Y es verdad. Pero el espíritu está fuera del tiempo, no tiene porvenir.
El porvenir, en arte y en política, ya lo explicó Maquiavelo.
Oscar Domínguez pintaba picassos y los vendía como picassos. Hasta q Picasso le dijo: Oscarito, no te pases.
Y no sé si fue entonces cuando se pasó a hacer cuadros de Chirico. Dicen que todavía hay en los museos cuadros que hizo Domínguez que están catalogados como chiricos. Y esto pasaba en París.
En Santa Pus hay un aire floreciente en el arte de la pintura, pero aquí ni pintando pepedamasos sacamos una perra.

y de Habana no viene un barco
cargadito de modelos
para darles a los pintores
colorines con los cuentos,
no viene nada, mi niño,
no hay nada en el cesto,
cerraron la viña el loro
y se acabó el estraperlo,
ya nadie habla tesoros
ni de Cabeza de Perro.
Bárbara la francesa
ya no sube por el puerto
a la calle Miraflores,
Nostalgias tienen los muertos
y los vivos sus dolores,
dolores son los q duelen
y los malos pagadores,
aunque no haya porvenir
sigamos siendo pintores.

fin de semana II

domingo

hoy veo en pantalla dos entregas de mujeres. la primera es una letanía de la poeta Cecilia Domínguez Luis. reza q no es buena para callar si ve lo malo, ni es buena para adular a un colega si su obra no le gusta ni para bailarle el agua a quien ejerce el poder...
Lo contrario de Maquiavelo. El filósofo de la política aconsejaría q nos fuésemos a Madrid, y allí nos pongamos a adular al ministro de turno, o ministra; al escritor con poder aunque sea un batata, y etc.
Cecilia termina aludiendo a Murakami. El cuento que cita es más viejo q la obra del japonés. Yo lo oí en una película. El cuento del río, la rana y el escorpión.
--Ay, rana. Por favor, pásame a la otra orilla del río.
--No, que me picas y me matas.
--Boba, si te pico yo también muero, porque no sé nadar.
Es verdad, piensa la rana. Y le hace el favor. En mitad del río, el escorpión pica a la rana.
--¿Tú estás loco?
--Lo siento, es mi carácter.

La otra entrega es más doméstica, más de todos los días. Curioso que cuando te cuento esto, pasa por la calle la vecina galante, vestida como una en un cuento de Marcelino en El fuego de siempre, se asoma a la ventana y me pregunta si necesito algo del Komo Komo. Ya por la mañana el marido me despertó, también por la ventana, preguntando lo mismo. Qué casualidad, la manía de tener modelo me hizo anoche soñar q pintaba, presencia de la figura, a la vecina. No se lo pido porque no tengo ganas de tener al marido de mirón todo el rato calibrando como está el cuadro. Con dos buches de magia verde no me importaría. Magia verde y azul turquesa.

La otra entrega es de una mujer q escribe ajena a las normas académicas. Ni de lejos, es una mala escritora. Una mala escritora muy buena. Hasta ahora estaba en guerra con medio pueblo. Su estilo me recuerda al de Juan Rulfo, pero el contenido es épico. Es una mujer guerrera, de Guía de Isora. Su baluarte hasta hoy era su marido, despertador de envidias entre las demás. Pero en lo de hoy hay una novedad. El marido se le ha vuelto rana. No sólo la deja sino que le pide que le devuelva todo lo que le regaló.

Tenía q haberle dicho a la vecina que sí, q me trajera algo. Pero pa qué? No tengo lienzo virgen y me
faltan colores.
El diablo que tengo de okupa me incita a buscar modelo que tenga arte para el café. Dios, al contrario, me dice que siga por el camino del paisaje y salga, con lienzo y carboncillo por lo menos, a pintar una marina. Y de camino, darnos un baño, en zona sin algas dañinas, si puede ser.

jueves, 20 de julio de 2017

El limbo de la hamburguesa

Sí, Chito, me importa lo q escribes
Ando estos días dándole vueltas a un par d cosas, d cuestiones: 
autonomía?, autogestión?, Viejas? Lapas?



Tb he pensado en Cucarachas cn Chanel, en pasado, presente y futuro
Creo q ese libro pertenece al futuro, y como el futuro no existe, ese libro no existe
Es una regla de tres bastante sencilla, lo sé, pero funciona
Me di cuenta el domingo en un bautizo, ya te contaré mejor
Cucarachas cn Chanel representa en estructura, al menos, la escritura, la narrativa, la literatura del futuro, y x tanto no tuvo lugar en el pasado ni en el presente; lo tendrá en ese futuro q quizás llegue



Trigonometría: Inteligencia, Instinto, Intuición
Sobre esto decirte q para mí estás equivocado
De acuerdo q busques la luz dnd quieras, pero aquí, el orden de los factores y, sobre todo, q nombre lleva cada factor, es importante, y creo q ahí está el error
Inteligencia siempre fue Intuición/ Instinto siempre fue Inteligencia/ E Intuición no fue, no es, y como las Cucarachas , ya veremos si será; sólo depende de sí misma

me despido, Joven
abrazo fuerte alegre de saber q te mueves y bañas en el mar
te quiero, lo sabes
Pepe

martes, 18 de julio de 2017









 Lunes .

topicos

quien no sabe estar en lo oscuro
no sabe estar en la luz,
lo oscuro lo apaga,
la luz lo deslumbra.

quien no oye de buen grado
los disparates del vecino
no entenderá nunca
las investigaciones de Einstein.

quien se muestra al público.
sabe olvidarse de si mismo.
Y aplicarse al estudio
quien se aplica a la ignorancia.

Quien no sabe comer un conejo
no sabe comer una lechuga.
Quien no canta la alegría del mal
no sabe lo que es el bien.

quien no quiere hablar con el diablo
no sabe hablar con Dios.


Pepe, no sé que tendrá que ver este poema con el sueño que tuve anoche. Soñé que pintaba con azul, amarillo, blanco y verde. Los colores de la bandera que registró Antonio Cubillo. Esta interpretación de referirlos a la bandera, aunque sea la más bonita del mundo, me suena superficial.  Marcelino tiene el libro de símbolos de Cirlot. Buen libro. Yo del blanco ahora sólo sé que Mondrian lo prohibió. Es la acumulación de todos los colores. Sí usaba el negro, la negación de todos los colores.

Blanco lo primero que se me ocurrió fue las espumas de las olas.
Amarillo, el color de las ciruelas que compré el otro día a un vendedor ambulante. Dicen que las ciruelas son buenas para cagar bien.

El azul y el verde son, en mis sentidos, colores sagrados, cósmicos, no se pueden reducir a un detalle o un recuerdo.

El azul de la rosa azul surgió por el recuerdo de la película el ladrón de Bagdad. A Estela le trajo también ese recuerdo. El enigma fue descubrir que MOndrian tiene también una rosa azul.

El verde que ahora me llama la atención es el de la cabeza de un lagarto. Vive aquí, en el huerto de afuera. El resto del cuerpo es del color normal de los lagartos. Pero la cabeza es verde, intenso, brillante. Es la primera vez que veo un lagarto con la cabeza verde.

--¿Qué estás haciendo ti... tú? --pregunta Elena.

Es la primera vez q me dice tú. Y curioso el desliz, la errata, la forma "ti" en el sitio del sujeto.

Me entretengo en descifrar las metáforas que usa un poeta surrealista que publica en facebook. En las runas de las que escribió Borges trascienden a imagen elevada utensilios y acciones de guerra. En el caso que te digo, las metáforas del poeta ocultan el deseo sexual. Sin la metáfora, el poema sería soez, pornográfico crudo.
 El poeta no me gustaba, era un  mezclador de velocidades y tocinos, pero desde que descubrí cómo, sin darse cuenta, enardece sus ansias terrenales, le he cogido interés.

--Don Jesús --vuelve Elena al austero usted--, hemos tenido buena cosecha de Papayas.

El viernes viene por la mañana. Estaré durmiendo, interpretando en sueños las runas surrealistas, supongo.

Ay qué mala eres
estando tan buena,
yo de ermitaño
y tú en la verbena.

Si no fueses casada
te haría poemas
sin runas sin ranas
sin ninguna pena.

*

Y no más hoy, Pepe.






lunes, 17 de julio de 2017

dilema

Ben Liza escribe en su blog que la política de la actual izquierda española, son delirios escupidos con fuego y estruendo. Supongo que se refiere a la izquierda y española. Está contando haber estado con gente del PP, sensata y normal. En la izquierda me parece que Errejón también es sensato y juicioso. Así lo veo  ahora. En sus tiempos de segundo de a bordo, no me caía simpático.
--Este aprendió política con una playesteision --dije, una vez que lo vi y lo oí hablar en la tele.
Es un hombre que ha sabido estar en su partido, obediente pero seguro de sí mismo. Su política era la correcta, solucionar desde dentro los asuntos que preocupan y no estar usando el tiempo político para engordar moralismos. Y el caso catalán, ya veremos. De los catalanes habló bien el escritor Zamora,
autor de Los secretos de Cuba (novela imprescindible). Dijo que si el resto de los españoles fueran como los catalanes, España sería una gran nación, y no una nación con muchos botarates.
Y si dicen una palabra llegan hasta donde hay que llegar. Dijeron referéndum y siguen con esa matraquilla. No como aquí, que dijeron de legalizar la marihuana con fines medicinales y todavía están quemando plantas que generan sosiego, sensatez y negocios. Las naciones funcionan cuando funcionan los negocios al margen del Estado. El Estado que se ocupe de la Sanidad, la Educación y las leyes laborales, pero que deje hacer negocios sin que intervenga la Justicia. La Justicia está para condenar al profanador de la sacralidad del Estado. El Estado es una cosa sagrada si apoya a los agricultores económicamente y no perjudica económicamente a los comerciantes. Si fuese así, el Club de los Negocios Raros hubiese funcionado.

También fue culpa nuestra. La trigonometría  Inteligencia  Intuición  Instinto chocó contra un iceberg.
Pero ahí sigue, por lo menos en un plano metafísico. Ahora Inteligencia camina por Santa Pus, e Instinto está moviéndose, ya la gente me tiene cansado con que me estoy moviendo; coño lo normal es que vean a uno y hola y hablar cada cual sus cosas o callarse la boca y adiós. Bueno, pero seguimos en el camino. El enigma es Intuición. Tú dices que salga de ese enigma y busque la luz en otro lugar. Ese poema me suena, Viejo

Tú me dices que deje atrás
el espejismo y busque
el olor real de la rosa.
No me desagrada la roja
ni la blanca. Pero, ay,
sé dónde está el manantial
que fluye del designio de Dios.

Sé dónde está el mal
y dónde está el bien.
Sé dónde está la palabra amable
y la palabra cruel.
Sé pesar en la balanza
y pescar en el mar.
Sé cultivar una planta
y cosecharla y venderla.
Pero no sé quién soy
si no me baño en sus aguas.

*



Recuerdo hoy a nuestra modelo cuando iniciamos artistas a domicilio. Qué mujer más grata.

Hoy me bañé en las aguas de Las Teresitas.

domingo, 16 de julio de 2017

Pepe:

Los domingos suelo leer el blog de Martín. Mis amigos poetas  del norte de España no hacían buenas migas con él. Lo tenían como corto de miras. La verdad, en lo profundo, es que llamaron la atención de Martín, crítico con autoridad y poder, y Martín los trató como cochinos.

--Esos amigos tuyos son como los que entran en un cine a escupir a la gente.

Quería decirme que los poetas con los que yo andaba entraban en el palacio de la literatura como elefantes en un garaje.

--El acomodador los tiene que echar.

Y él, el acomodador, no los admitía en el cine.

Martín con el maletín
con la pata coja
no me coge a mí.

No acogió en su seno a los poetas pretendientes y los poetas se enfadaron con Martín. Por cosas menos importantes comienzan las guerras. Martín también era poeta. Y es. El siempre ha querido ser poeta sobre todas las cosas. No es malo. Lucha, como Borges, por salir de la exquisitez literaria y entrar de cabeza en la poesía vulgar, donde las palabras dejan de ser exquisitas.

Ya sé que vulgar es una palabra fea. Pero el adjetivo "popular" es engañoso. En oposición, la denominación poesía culta llama también a engaño. El poeta vulgar puede ser muy culto. Como Borges cuando escribió milongas, que pudieran ser de Carriego, o el cuento El Sur. Sospecho que a Martín le gustaría morir como poeta vulgar.
En la última entrega del blog se inventa un episodio con Pio Baroja de protagonista. Pio Baroja autor de unos poemas. "Ripiosos, destartalados, pero llenos de encanto", dice Martín.

Y reproduce un poema. Tiene encanto, el viejo enamorado que se despide para siempre de su joven amada, pero no son ripiosos ni destartalados.

Ripiosa y destartalada es mucha poesía que se está escribiendo ahora. Cuidado, hay autores que los lees y pones "me gusta". Hablo por mí, porque pa gusto hay colores. De eso hablé ayer con Marcelino. Él dice que sobre el gusto, nadie ha escrito nada definitivo.

Fuimos al TEA a ver la película de la pintora Paula Modersohn-Becker. Según mi gusto, melodráma decadente.
Ahora se ha puesto de moda la mujer como artista valiosa frente al hombre artista opresor. El marido de Paula no parecía muy  opresor. Un poco cohibido sí, pero dejó ir a Paula a París a reunirse con Rilke, etc., y conocer vida y arte. Y le mandaba dinero, que es lo importante.
Por lo menos salían los cuadros de la pintora. Lo mejor de la película.

Luego estuvimos en el Atlántico. Marabunta humana. Bailarinas atrayentes. Nuestra compañía, una ginebra cada uno.

Hablamos de Juan. Hace tiempo que no lo veo. Ya no cato con él vinos en casa del marqués en el Sauzal ni delicias japonesas en Santa Pus. Su novela obra completa de arte literario, también la ha ocultado

el bosque del olvido,
la desidia, la indiferencia.
Escondida duerme
oculta en la maleza.

La película me incita a buscar Rilke. Leo uno de sus poemas de amor. Poesía culta, evanescente. Más intensidad tiene lo que nosotros fabricamos en Letras Arias.
Rilke aconseja que  un poeta no se dedique a trabajos obligatorios.

Deja de trabajar, Pepe.